Tuesday, January 31, 2017

EL FACTOR HUMANO

(Read the english version)


Introducción


Es un libro que expone las injusticias sociales instauradas por la minoría blanca con el sistema político del apartheid (separación en afrikaans, la lengua de la población de origen holandés) en 1948.



Libro El Factor Humano
Portada del libro El Factor Humano escrito por John Carlin


También narra como se gestó y aplicó una solución política y pacífica a una situación insostenible que mantuvo a Sudáfrica al borde de la guerra civil en 1985.

Esta solución fue ideada y llevada a cabo por Nelson Mandela, el líder del CNA (Congreso Nacional Africano). Fue ideada durante su periodo de cautividad (1962-1990) y llevada a cabo tras su liberación en 1990.



Liberación de Mandela y abolición del Apartheid



La liberación de Mandela fue fruto de unas negociaciones secretas entre Mandela y el gobierno en 1985. A propuesta de Mandela, y con muchas reservas, el gobierno accedió debido a la insostenible conflictividad creciente que amenazaba con una guerra civil y a la creciente presión internacional, que había catalogado el apartheid como crimen contra la humanidad.

En consecuencia, se vetó la participación de Sudáfrica en torneos deportivos internacionales, privando a los afrikaners (la población de origen holandés) de su pasión: los Springboks, el equipo de rugby nacional. Los afrikaners son unos fanáticos del rugby. Era su droga de la felicidad, su religión y privarles de ello fue crucial para su eventual apoyo a Mandela.


Los años de prisión proporcionaron a Mandela una visión nueva para la solución pacífica del conflicto. De hecho, Mandela había sido el creador del brazo armado del CNA. El principio negociador de Mandela era: gobierno de la mayoría y paz interna.



Isla de Robben en Sudafrica
Isla de Robben frente a la costa de Ciudad del Cabo, una de las capitales de Sudáfrica. En la cárcel de esta isla pasó Nelson Mandela parte de su cautiverio



Su idea era persuadir a los blancos para que aniquilasen ellos mismos el apartheid. Para ello les tenía que inspirar confianza y ganarse el corazón de los afrikaners (en esto último fueron clave los springboks). Y sabía que sería importante hablarles en su lengua, con lo que aprendió afrikáner en la cárcel.

Los 28 años de cautividad también le enseñaron a ser paciente, lo que sería clave en unas negociaciones largas y lentas. También fueron claves su gran inteligencia emocional, su capacidad de seducción política, su perspicacia, su capacidad de escuchar, su trato respetuoso, su generosidad, su liderazgo, su capacidad de encontrar y sacar a la luz lo mejor de cada individuo, su empatía y su eterna sonrisa. Fue capaz de ganarse para su causa tanto a sus carceleros afrikaners como a los pesos pesados del gobierno del apartheid.


El buen ritmo de las negociaciones y el convencimiento del gobierno de la honestidad de Mandela llevo a su liberación en 1990. Finalmente, estas negociaciones terminaron con la abolición del apartheid y el compromiso de unas elecciones generales (1994) por sufragio universal en las que Mandela fue elegido presidente de la nueva Sudáfrica.

El primer gobierno sería de coalición con todas las fuerzas políticas (este es el punto de partida de la película Invictus, basada en este libro). Y con un nuevo país, nuevos símbolos. El aparheid tenía básicamente tres símbolos: la bandera, el himno y los Springboks. Se cambio la bandera, se modifico el himno incorporando Nkosi Sikelele pero la vestimenta verde y dorada, símbolo de los Springboks y de los crímenes del aparheid se mantuvo. Mandela era demasiado listo para cambiarlo. Con ello tuvo un gesto con los afrikaners que le ayudaría a obtener su apoyo.



Nueva bandera de Sudafrica
Nueva bandera de Sudáfrica donde la mitad izquierda es prácticamente nueva mientras que en la parte derecha se conserva bastante la antigua bandera






Springboks y reconciliación nacional. Un equipo, un país.



Tras la supresión del Apartheid a Mandela le quedaba lo más difícil: lograr la cohesión social entre la raza blanca y la raza negra. El último reto de Mandela era la construcción nacional y la unión del país para lograr que la democracia fuera duradera y no hubiera riesgo de vuelta atrás. Y fue el equipo de rugby de Sudáfrica, los Springboks, quien hizo posible el milagro.



Estadio Ellis Park en Sudafrica
Estadio Ellis Park donde se disputó la final del Campeonato del Mundo de Rugby de Sudáfrica de 1995


La copa del mundo de rugby de 1995 proporcionó una oportunidad única a Mandela que no desaprovechó. Hizo suyo el equipo de los Springboks, les apoyo desde el principio, les hizo sentir que estaba a su lado, que era su fan numero 1.

Con ello consiguió que el equipo nacional se implicara en la construcción nacional, que tuviera gestos hacia la población negra (aprendieron el himno Nkosi Sikelele e hicieron visitas a ciudades negras).

Estos gestos y el liderazgo de Mandela hicieron finalmente posible que toda la nación unida apoyara al equipo, que el equipo sintiera esa fuerza, ese orgullo de ser el equipo de un país unido que le fueron vitales para la victoria en la copa del mundo.



Nelson Mandela y Pienaar
Nelson Mandela y Pienaar, el capitán de los Springboks, en la entrega del trofeo de Campeones del Mundo de Rugby de 1995


Mandela estaba convencido de que la estabilidad del país y la construcción nacional pasaba por reconciliar los temores de los blancos con las aspiraciones de los negros. Mandela fue capaz de liberar a los blancos de sus miedos ante un gobierno de mayoría negra y los redimió. Fue extremadamente generoso porque sabía que la felicidad de su pueblo pasaba por perdonar las atrocidades de los blancos, y por ello nunca sintió rencor desde su liberación a pesar del trato recibido en prisión.

El triunfo de los Springboks ante el potente equipo de los All Blacks de Jonah Lomu fue un milagro posible gracias a un esfuerzo sobrehumano de voluntad colectiva, al sentir finalmente el apoyo de blancos y negros, al sentirse el equipo de un país unido de 43 millones de personas.




Opinión personal




El autor explica todo el proceso centrándose en los sentimientos y circunstancias personales de la población negra y de la población blanca, lo que hace que este libro sea muy humano, cálido y emotivo.

Es asimismo ameno y fácil de leer porque avanza narrando multitud de anécdotas, recuerdos e impresiones explicadas en primera persona por los protagonistas de los momentos clave y multitud de historias personales de gran carga emocional que ilustran perfectamente los sentimientos de la población en cada momento.

Este libro fue el punto de partida de la película Invictus, pero esta película no es suficiente para entender la grandeza del logro de Mandela y de sus dificultades. Por eso recomiendo leer el libro para darse cuenta realmente del milagro que hizo Mandela al cohesionar dos comunidades enfrentadas durante mas de dos siglos llenos de injusticias y de sangre. Un milagro al alcance solo de un genio, de un auténtico líder y de su infinito factor humano.


Otros libros interesantes que he leído serían:





Ciencias Sociales o Humanidades



No comments: